1ª Entrega Dimensión más allá de lo Físico

«Introducción»

Audio Intro.

Durante miles de años el Ser Humano se ha ejercitado en multiplicar y amplificar sus sensaciones y percepciones casi exclusivamente a través del uso de sus cinco sentidos.

A este proceso centrado en la utilización de esos sentidos le ha llamado cultura y civilización.

Estos dos conceptos -cultura y civilización- se quedarían pobres si conociésemos el potencial real del que dispone el ser humano. Aunque se alcanzase el punto más álgido a través de esos cinco sentidos –digamos, ‘el sumun de su potencialidad’– aún así nunca se lograría rebasar las limitaciones de estos mismos, con lo cual esa cultura y civilización se vería exclusivamente limitada al plano físico. Los cinco sentidos pertenecen al plano físico y como consecuencia jamás podrán explorar más allá de él.

Pero hay otros planos casi inimaginables para el intelecto humano. Todas las culturas espirituales y las enseñanzas esotéricas de todos los tiempos hablan de ellos. La ‘Inteligencia Cósmica’, Dios, Shunyata, Buda, Jehova, ‘El Todo’, Krishna, Al-lāh o como te apetezca más llamarlo, ha proporcionado y previsto medios para conectar con ellos, pero lamentablemente hasta ahora la humanidad se ha limitado casi exclusivamente a experimentar la existencia a través de los cinco sentidos, y en muchos casos ni siquiera puede o desea reconocer que hay otros campos que explorar.

«A este juego centrado en la utilización de los cinco sentidos, el ser humano le ha llamado cultura y civilización».

Es hora de que comprendamos que el impulso de acumular y ampliar exclusivamente nuestras sensaciones físicas solo nos reportará en última instancia decepciones en lugar de incrementar la sensación de plenitud, debido a que estas sensaciones provenientes de los cinco sentidos siempre serán limitadas.

Cada órgano de los sentidos cumple con una función determinada y no produce otras sensaciones que las que corresponden a su propia naturaleza. Aún en el caso de tener la posibilidad de disfrutar de esos cinco sentidos -que no cabe duda son maravillosos- muchos de nosotros seguimos teniendo la sensación de que nos falta algo.

¿Por qué nos sucede esto?

Pues porque para alcanzar la plenitud, para descubrir sensaciones de una intensidad y riqueza verdaderamente excepcionales, para experimentar el verdadero Ser, se necesita ir más allá de estos cinco sentidos, hay que desarrollar otras cualidades que ya poseemos en nuestro interior. Respecto a esto los orientales son capaces de tener experiencias absolutamente inimaginables para la mayoría de los occidentales.

Ciertos yoguis en el Tíbet o en la India –por poner un ejemplo– son capaces de vivir en un hoyo cavado dentro de la tierra, o en cuevas en medio de la montaña. En esta obscuridad y silencio absoluto no hay alimento alguno para los cinco sentidos, los cuales el yogui consigue adormecer a través del poder de su meditación. Cuando el yogui consigue adormecerlos, estos dejan de funcionar y dejan a su vez de absorber la energía psíquica destinada a los centros sutiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.