3ª Entrega Cuarto Camino

«El Ser Humano Nº4»

Audio Intro

Una persona que sigue el Cuarto Camino debe llegar a convertirse en El Humano Nº 4, es decir, un ser humano que ha desarrollado y armonizado sus centros.

Según estas enseñanzas hay 7 tipos de humanos. Los primeros 3 son:

  • El Humano Nº 1: Camino del Fakir, donde se pone el énfasis en el Centro Motor.
  • El Humano Nº2: Camino del Monje, donde se enfatiza el trabajo en el Centro Emocional.
  • El Humano Nº3: El camino del Yogui, aquí se enfatiza el trabajo sobre el Centro Intelectual.

En la vida ordinaria encontramos sólo estas tres categorías de seres humanos. Estos seres son todos parciales, ven todo subjetivamente y siempre se pelean los unos con los otros. Vemos hoy la tragedia de los seres humanos mecánicos, parciales, que tratan de entenderse los unos con los otros para llegar a un acuerdo. Cada uno mira el paisaje desde una ventana diferente; uno desde la ventana sur, otra desde la ventana norte, y así las demás.

¿Cómo pueden ponerse de acuerdo?

Cada uno tiene su propia percepción, emplea una sola mente y ve todo diferentemente de los otros. Ahora bien, el desarrollo del Ser Humano, el posible desarrollo interior de que trata toda la enseñanza esotérica puede iniciarse con un desarrollo adicional de un solo centro. Normalmente cada uno de nosotros y todos los que conocemos pertenecen a la categoría 1, 2 o 3. Hay categorías superiores de humanos, pero los seres no nacen perteneciendo ya a estas categorías superiores.

Todos nacen N°1, 2 o 3, y alcanzan categorías superiores normalmente pasando a través de escuelas de enseñanzas esotéricas. Estos son los 3 caminos, pero hay un Cuarto Camino. Un ser humano en el Cuarto Camino busca alcanzar el nivel del Humano Equilibrado o Humano Nº4.

¿Cuál es una de las características principales de las muchas existentes en el Cuarto Camino?

En el Cuarto Camino el trabajo se hace sobre todos los centros y simultáneamente. Esto es, un ser humano en el Cuarto Camino busca alcanzar el nivel del ‘Ser Humano Equilibrado’ o ‘Humano Nº4’, busca emplear y aprender el modo de controlar no un centro sino tres centros, a saber, el Centro Intelectual, el Centro Emocional y el Centro Instintivo-Motor. El humano N°4 no nace como tal. Es producto de una cultura de escuela.

Difiere de los humanos N°1, 2 y 3 por el conocimiento de sí mismo, por la comprensión de su posición y, como podríamos expresarlo técnicamente, por haber adquirido un centro de gravedad permanente. Esto último quiere decir que la idea de adquirir la unidad, la conciencia, un ‘Yo’ permanente, y la voluntad -es decir, la idea de su desarrollo personal- ha llegado a ser para él más importante que cualquiera de sus otros intereses. Debemos agregar a las características del humano N°4, que sus funciones y sus centros están mucho mejor equilibrados.

«Un ser humano en el Cuarto Camino busca alcanzar el nivel del Humano Equilibrado o Humano Nº4».

El humano N°5 es un hombre que ha adquirido la unidad y la conciencia de sí. Es diferente del humano ordinario porque en él ya trabaja uno de los centros superiores y tiene muchas funciones y poderes que un ser humano ordinario, es decir, un humano N°1, 2 ó 3 no tienen.

El N° 6 es un humano que ha adquirido la conciencia objetiva. Otro centro superior trabaja en él. Posee muchas más facultades y poderes nuevos que están más allá de la comprensión del ser ordinario.

El N° 7 es un humano que ha alcanzado todo lo que un ser humano puede alcanzar. Tiene un «Yo» permanente y una voluntad libre. Puede controlar todos los estados de conciencia en sí mismo y ya no puede perder nada de lo que ha adquirido. De acuerdo con otra descripción, él es inmortal dentro de los límites del sistema solar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.